930 092 999 664 542 131 Avenida Martí Pujol,301. Badalona 08912

EL AUTO DIÁLOGO

¿QUÉ ES Y CÓMO SE ADQUIERE?

El auto diálogo es el diálogo interno que las personas mantenemos con nosotros mismos, bajo el cual guiamos nuestras actuaciones. Se podría decir, que el diálogo interno son pensamientos expresados en forma de discurso mental.

Este concepto va adquiriéndose a lo largo de nuestro desarrollo. Primero lo solemos hacer en voz alta, repitiendo aquello que nuestros padres nos pautan, después lo que nosotros mismos nos vamos diciendo bajo un criterio más individualizado que influenciado por los mensajes de nuestros padres, como si hablásemos solos. Finalmente, se logra interiorizar ese habla y adquirir un discurso mental.

El auto diálogo opera normalmente de modo inconsciente, y la forma en que nos acostumbramos a llevarlo a cabo va a tener una enorme repercusión en nuestra forma de comportarnos y de sentirnos.

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DESARROLLAR UN AUTO DIÁLOGO POSITIVO?

Este lenguaje interno es muy importante a la hora de afrontar los retos de aprendizaje que van surgen en nuestro día a día, pues va a tener un impacto directo tanto en nuestra autoestima, como en nuestras emociones experimentadas y en nuestra toma de decisiones.

Muchas veces el autodiálogo está basado en creencias erróneas que vamos arrastran del pasado y nos despiertan sentimientos negativos. Este tipo de discurso mental no nos permite avanzar en la vida, pues creemos que no vamos a poder lograr aquello a lo que nos enfrentamos y acabamos por no intentarlo.

Otras veces, este discurso, está directamente relacionado con nuestras expectativas y nuestra percepción de autoeficacia, es decir, que el lenguaje en el que uno se dirige a sí mismo es positivo, promoviendo emociones agradables y favoreciendo que nos sintamos capaces de afrontar los retos y aprender de las dificultades que surjan.

Así pues, las personas que mantienen consigo mismas autodiálogos positivos consiguen con mayor facilidad sus metas, obtienen mejores resultados académicos, alcanzan puestos laborales de mayor responsabilidad y reconocimiento, incrementan su rendimiento deportivo, establecen relaciones más profundas y duraderas con las personas de su entorno, y disfrutan de una mejor salud física y psicológica.

 

¿CÓMO PUEDO ENTRENARME PARA MEJORAR MI AUTO DIÁLOGO?

A pesar de saber que “hablarnos en negativo” no nos ayuda, tendemos a hacerlo. Esto está relacionado con la forma que tenemos de ver la vida. Por una lado estamos influenciados por nuestro temperamento, algo innato. Pero por otro lado, hay una gran influencia del aprendizaje que hemos recibido. La mayor parte de nuestra educación se basa en “negaciones”: no hagas esto, esto no lo puedes coger, haz el favor de no decir esto, procura no moverte… potenciando la creencia de insuficiencia. A pesar de ello, como se trata de un aprendizaje, estamos de suerte! Pues se puede modificar, cambiar, es decir, reeducar.

 

 

Si estas leyendo este artículo y crees que debes mejorara tu diálogo interno porque te has dado cuenta que hay situaciones que te generan emoción negativa, de inseguridad e incapacidad y no puedes avanzar, a continuación te ofrezco unas pautas para entrenarte en el diálogo positivo:

 

  1. Hacer consciente el diálogo inconsciente. Como ya he comentado, el diálogo se desarrolla con los años y muchas veces no somos conscientes de lo que nos decimos. Por ello es importante localizar nuestras creencias y pensamientos sobre aquellas situaciones que nos perturben. Para ello puedes llevar una libreta y un bolígrafo encima e ir apuntando aquellas situaciones que te ha hecho sentir mal y las emociones y pensamientos que le acompañan.

 

  1. Cuestionar nuestro diálogo. Una vez identificado aquello que nos está provocando sentirnos mal debemos cuestionarlo. ¿Tengo alguna evidencia real para pensar de esa  manera? ¿Me estoy fijando sólo en el lado negativo de las cosas? ¿Estoy pensando en términos absolutos? ¿Estoy juzgando mi forma de ser en lugar de mi forma de actuar en un momento determinado? ¿Puedo aprender de la experiencia? ¿Puedo enfocarme en pensar posibles soluciones a la dificultad que me ha surgido?

 

  1. Modificar el diálogo. Una vez localizada la información perturbadora y haber valorado la poca valía y autenticidad de la misma, la cambiaremos por una información válida y real en formato positivo, que nos ayude a promover nuestras capacidades de afrontamiento. Esta fase debe ser repetitiva, pues nuestra tendencia habitual será hablarnos de forma negativa como lo hemos venido haciendo hasta ahora. Cunado ello pase debemos ser muy consciente de lo que nos hemos dicho y modificar el discurso de inmediato con la información positiva que hemos elegido.

 

  1. Reflexiona sobre tu entrenamiento al final del día. Al principio puede resultar complicado detectar y combatir los autodiálogos negativos pero si persistes, cada día verás que te supone menos esfuerzo y llegará un momento en el que el piloto automático de tus pensamientos tendrá un enfoque positivo.

 

Natalia Cazorla (psicóloga infanto-juvenil)

Author Info

neuroespai

No Comments

Post a Comment