930 092 999 664 542 131 Avenida Martí Pujol,301. Badalona 08912
tratamientos personalizados de terapia de pareja badalona

Los problemas de pareja son una parte normal del desarrollo de las relaciones afectivas. No obstante, en ciertas ocasiones, a pesar de que la pareja pone medios para mejorar su relación o disminuir los conflictos, estos medios no son suficientes o no están bien enfocados.

En los casos en los que la pareja no sabe cómo manejar su situación o cómo gestionar sus problemas es necesario el trabajo de un psicólogo especializado en Terapia de Pareja.  Es decir, cuando los problemas y las dificultades se hacen cada vez mayores porque se van arrastrando durante el tiempo es necesario acudir al consejo o ayuda profesional.

El psicólogo especializado en Terapia de Pareja es un profesional experto en gestión y modificación de emociones, pensamientos y conductas, en un contexto tan especial y único como es la pareja.

 

¿Cómo trabajamos?

Este servicio es el indicado para aquellas parejas que necesitan orientación profesional respecto a un tema concreto y bien delimitado, o para aquellas parejas que no tienen claro si necesitan o si están dispuestas a acudir a una terapia. En estos casos, se solicita una visita de consejo breve y el profesional enfoca el desarrollo de la visita a estrategias concretas y pautas que aborden el motivo de consulta en concreto

Esta modalidad es para las parejas que manifiestan un nivel mayor de conflictos o dificultades, para las que se requiere un estudio en profundidad del caso. Cuando las parejas llevan arrastrando problemas o tienen temas del pasado sin solucionar, es necesario que el terapeuta realice un análisis detallado del origen y mantenimiento del problema. La primera sesión se realiza con los dos integrantes, y se destina a la valoración del caso y a la propuesta de los objetivos de la terapia.

Las sesiones son de 75 minutos (1 hora y 15 minutos), y tanto la  periodicidad como el número de visitas se ajustan a las posibilidades y necesidades de cada pareja en concreto. De manera general, se hace una visita cada 15 días y suele ser necesario un mínimo de 4 visitas para poder ver resultados sólidos y que éstos perduren en el tiempo.

El inicio de la terapia se centra en modificar aspectos clave que hacen que una relación funcione y se desarrolle adecuadamente. A grandes rasgos, estos son los 3 elementos claves para que una relación funcione adecuadamente:

  • Generar y mantener un clima emocional positivo, con afecto, admiración y confianza mutua.
  • Distinguir lo que tiene de lo que no tiene solución y saber conversar y negociar, no solo lo solucionable sino también, lo que no tiene solución.
  • Construir espacios de intimidad y significados compartidos. Apoyar e incentivar los anhelos y expectativas del otro.

La fase intermedia de la terapia se destina a modificar los elementos relacionados con el mantenimiento del problema. En Neuroespai trabajamos desde un enfoque integrador que recoge los mejores métodos terapéuticos para abordar el motivo de consulta.

En la fase final se refuerzan los logros obtenidos y se trabajan estrategias para prevenir que los problemas vuelva a aparecer. 

Porque somos un centro especializado en Terapia de Pareja. Esto quiere decir que los profesionales que realizan el consejo breve y la terapia de pareja están formados y conocen en profundidad las técnicas y estrategias que han mostrado ser eficaces para los problemas que se tratan.

Somos un equipo comprometido con la calidad de la terapia, buscando que ésta sea lo más breve y eficaz posible. Trabajamos con tratamientos planificados y de duración determinada ya que son éstos los que han demostrado la máxima eficacia.

¿Qué tipos de problemas se tratan?

  • Disputas frecuentes o de malestar significativo
  • Problemas relativos a la paternidad/maternidad
  • Procesos de tratamiento para la reproducción asistida
  • Problemas de conducta (de uno o ambos miembros de la pareja)
  • Comunicación disfuncional
  • Problemas de dependencia emocional
  • Celos o desconfianza
  • Infidelidades
  • Miedos que surgen en la relación
  • Crisis debidas a cambios de ciclo vital (maternidad, nido vacío)
  • Procesos de separación