930 092 999 664 542 131 Calle Saragossa 2. Badalona 08912

Deglución atípica

La deglución atípica o disfuncional es una alteración de la función deglutoria ocasionada por la descoordinación de los músculos orofaciales. Esta alteración puede provocar disfunciones dentarias, foniátricas…

Hasta los 4 – 5 años la deglución presenta rasgos disfuncionales porque los órganos bucofonatorios se encuentran en desarrollo: la lengua es más grande que la cavidad oral, por lo tanto suele interponerse, la laringe está más alta y adelanta la lengua, la respiración es mixta con tendencia oral…

Por lo tanto, si estos rasgos se mantienen más allá de los 5 años es cuando se considera que el patrón deglutorio es patológico.

 

Causas

Existen diversas causas que propician que el patrón deglutorio no madure y persistan estos rasgos disfuncionales:

  • Respiración oral: es importante en estos casos valorar si la anatomía permite una respiración nasal (valorar las vegetaciones, amígdalas…)
  • Consistencia blanda de la dieta: la baja cantidad de alimentos que propician la masticación (pan de barra, cereales…) aumentan la hipotonía orofacial.
  • Succión digital (chuparse el dedo)
  • Onicofagia (morderse las uñas)
  • Uso del chupete o biberón más allá de los 2 años

 

Rasgos disfuncionales de la deglución

  1. Interposición lingual: la lengua se interpone entre los incisivos y, en ocasiones, sobresale entre los labios.
  2. Empuje lingual: la lengua apoya en incisivos superiores o inferiores para darse apoyo en el momento de la deglución.
  3. Interposición de labio inferior: cuando el cierre labial es insuficiente, en ocasiones, el labio inferior se posiciona debajo de los incisivos superiores para lograr un buen sellado.
  4. Movimientos de cabeza: se realizan como movimientos compensatorios para poder tragar un bolo alimentario dificultoso por consistencia o volumen. Suele ser un movimiento de extensión de cuello con la cabeza hacia atrás.
  5. Ruido: puede ser masticatorio, de amasamiento de lengua o hacer ruido al tragar.
  6. Residuos en boca después de deglutir: debida a la hipotonía de los músculos orofaciales, sobre todo buccinadores, quedan restos de bolo alimentario repartido por toda la boca después de al deglución.

 

Tratamiento

El tratamiento para reeducar la deglución es la Terapia Orofacial o Terapia Miofuncional. El objetivo principal es conseguir una buena coordinación de los órganos orofaciales, con buena funcionalidad y una tonicidad adecuada para evitar, reducir o eliminar las alteraciones asociadas al patrón disfuncional deglutorio.

En algunas ocasiones este tratamiento se coordina con el de los ortodoncistas para conseguir resultados óptimos.

 

Marta Pérez (Logopeda)

 

Author Info

neuroespai

No Comments

Post a Comment