930 092 999 664 542 131 Calle Zaragoza 2. Badalona 08912

VIH y SIDA

Ayer 1 de diciembre fue el día mundial de la lucha contra el Sida.  Es por eso que hoy queremos explicaros en qué consiste esta enfermedad.

VIH significa virus de inmunodeficiencia humana. Es un virus que destruye determinadas células del sistema inmunitario. Cuando esto sucede la persona tiene más facilidad a enfermar e incluso en determinadas infecciones que el cuerpo normalmente podría combatir, puede correr riesgos de muerte.

El virus una vez contraído no tiene cura, pero hay medicamentos que ayudan a combatir sus síntomas y que ayudan a disminuir las posibilidades de contagiar a otra persona. Esto no significa que elimine esta opción!

El tratamiento es muy importante, por eso  si crees que puedes ser portador/a, vete a realizar un chequeo. Os dejo una página web de Barcelona donde tenéis más información (BcnCheckpoint). Las personas que tienen VIH y no se tratan mueren a causa del virus. En cambio una persona que se trata puede vivir muchos años. 

El VIH es el causante del SIDA. SIDA es una sigla que significa síndrome de inmunodeficiencia adquirida. VIH y SIDA no son lo mismo. La gente con VIH no siempre tiene SIDA. Una persona tiene SIDA cuando contrae infecciones peligrosas o tiene un número extremadamente bajo de células CD4

 

¿Cómo se contagia el VIH?

El VIH es transportado en el semen, las secreciones vaginales, la sangre y la leche materna. Te puedes contagiar a través de cortes o heridas en la piel y a través de las membranas mucosas (como el interior de la vagina, el recto y la abertura del pene). Puedes contraer VIH por:

  • Tener sexo vaginal o anal
  • Compartir agujas o jeringas para drogarse, hacerse perforaciones en el cuerpo, tatuajes, etc.
  • Ser pinchado con una aguja que tiene sangre infectada con el VIH
  • Tener heridas o ampollas abiertas que entran en contacto con sangre, semen o secreciones vaginales infectados con VIH

La forma más común de transmisión del VIH es el sexo sin protección.

Este virus también se puede transmitir al bebé durante el embarazo, el parto o al amamantar. 

El VIH no se transmite por la saliva, tampoco por compartir alimentos o bebidas, o usar el mismo cubierto. Tampoco se contagia por abrazarse, darse la mano, besarse, toser o estornudar. 

Décadas atrás, algunas personas se contagiaron de VIH al recibir transfusiones de sangre alteradas. En la actualidad donar o recibir sangre es totalmente seguro. Todas las personas donantes se someten a rigurosos análisis para verificar que estén sanos/as.

 

Primeros síntomas del VIH

Generalmente no se presentan síntomas inmediatamente, por lo que pueden pasar años antes de que el VIH se manifieste. 

Las primeras semanas después de contraer el VIH, se puede sentir algo de fiebre, dolor y malestar general, síntomas similares a los de la gripe. Durante esta etapa hay una gran concentración del virus en tu organismo, de modo que es fácil transmitirlo a otras personas. Los síntomas desaparecen tras unas semanas y habitualmente no vuelves a tenerlos en años. Una vez tienes VIH, puedes transmitírselo a otros, tengas síntomas o no. 

 

Síntomas del SIDA

El VIH destruye las células del sistema inmunitario llamadas células CD4 o células T. Sin células CD4, a tu organismo se le hace muy difícil combatir las enfermedades.

Algunos síntomas del SIDA incluyen:

  • Aftas (un revestimiento espeso y blanco en la lengua o la boca)
  • Dolor de garganta
  • Infecciones graves por hongos
  • Enfermedad pélvica inflamatoria crónica
  • Infecciones graves recurrentes
  • Cansancio persistente, mareos y aturdimiento
  • Dolores de cabeza
  • Pérdida repentina de peso
  • Formación de hematomas con más frecuencia de lo normal
  • Diarrea, fiebre, o sudores nocturnos durante mucho tiempo
  • Glándulas inflamadas o duras en la garganta, las axilas o la ingle
  • Episodios de tos seca y profunda
  • Sensación de falta de aire
  • Sangrado de la boca, la nariz, el ano o la vagina
  • Erupciones de la piel
  • Adormecimiento de las manos o los pies, pérdida del control sobre los músculos y los reflejos, incapacidad de movimiento y pérdida de fuerza muscular

 

 

 

 

¿Cómo puedo asegurarme de no transmitir el VIH durante las relaciones sexuales?

Las personas que viven con VIH pueden tener una vida sexual  y relaciones saludables. Algunos consejos:

  • Usa siempre preservativo cuando tengas relaciones sexuales vaginales y anales.
  • Comienza el tratamiento del VIH nada más saber que estás contagiado/a. Es muy importante seguir el tratamiento rigurosamente. 
  • Hay una píldora de uso diario que tu pareja puede tomar para reducir el riesgo de contraer VIH llamada PrEP.
  • No compartas agujas para inyectarte drogas, hacerte perforaciones en el cuerpo o tatuarte.
  • Hazte pruebas periódicas.

Sobre todo si eres portador/a de VIH sé honesto/a con tus parejas presentes o futuras. Es normal que tengas miedo al rechazo, pero has de saber que aunque se tenga todo el cuidado del mundo a la hora de tener relaciones sexuales, TUS PAREJAS SIEMPRE ESTÁN EN RIESGO DE SER CONTAGIADAS/OS. Se puede tener una relación sana y saludable donde ambas partes de la pareja se vayan realizando chequeos periódicos para hacer un seguimiento de su estado (tenga el VIH o SIDA como si no). 

 

Elena Abad 

Author Info

neuroespai

No Comments

Post a Comment