Los principales trastornos de la circulación que tratamos en Neuroespai son: insuficiencia venosa, insuficiencia linfática (edemas) y linfedema /linfoedema (oncología).

En estos casos, la aplicación de terapia manual, debe tener un objetivo esencialmente de ayuda al retorno venoso. Se realizarán drenajes linfáticos y una pauta de ejercicios que ayude a mantener activa la circulación.

En los casos en los que exista flebitis o tromboflebitis, nuestros profesionales aconsejan no someterse a ningún tipo de terapia manual. Es necesario reposo y seguimiento médico.

Para prevenir estos trastornos, desde Neuroespai os recomendamos hacer ejercicio físico que permita una buena movilidad de las extremidades inferiores, duchas de agua fría en las piernas, reposar con las piernas elevadas y evitar estar sentado varias horas seguidas sin levantarse, o en su defecto, mover tobillos y  estirar piernas.