La fisioterapia deportiva va dirigida a todas aquellas personas que realizan deporte, ya sea a nivel básico o de competición. Objetivos:

 

Prevenir: evitar en la medida que sea posible todos aquellos factores que puedan hacer aparecer lesiones producidas por una mala práctica, técnica o mala recuperación de lesiones anteriores.

Recuperar: aplicación de los diferentes tratamientos como agentes físicos (electroterapia, calor, frío, vendaje neuromuscular…), masajes (descontracturantes, distensionantes…), manipulaciones, entre otros.

Readaptación deportiva: retomar la practica deportiva en la mejor condición física.

 

 

 

Tratamientos:

  • Tendinitis
  • Rotura de fibras, elongaciones musculares, contracturas, sobrecargas, contusiones…
  • Lesiones del manguito de los rotadores de hombro
  • Meniscopatias
  • Eguinces, luxaciones y subluxaciones articulares
  • Masajes descontracturantes
  • Masaje deportivo (pre y post competición)
  • Vendajes funcionales (Kinesitaping)
  • Inestabilidad articular