miedo

Las fobias son trastornos de ansiedad que afectan negativamente a la calidad de vida de quienes las sufren y a aquellos que le rodean. Una fobia es un miedo irracional que lleva a quienes la padecen a hacer todo lo posible por evitar determinadas situaciones, haciéndole percibir peligros que su mente exagera y que le pueden llevar a sufrir situaciones de gran angustia o, incluso, pánico extremo.

Es habitual que fobias leves no afrontadas correctamente, se agraven con el tiempo e incluso favorezcan la aparición de otros trastornos relacionados con la ansiedad.

Hay muchos tipos de fobias, a continuación os dejamos las más comunes:

Agorafobia: miedo a los espacios abiertos.

Amaxofobia: miedo a conducir.

Claustrofobia: miedo a los espacios cerrados.

Acrofobia: miedo a las alturas.

Algofobia: miedo a sentir dolor.

Demofobia: miedo a las multitudes.

Fobia social: miedo a situaciones sociales o actuaciones en público (amigos, trabajo…)

Para abordar una fobia es necesaria una primera visita en la que se realiza un análisis y evaluación del caso. Una vez realizada esta evaluación se definen y explican los objetivos del trabajo que se realizará.

El tratamiento de fobias se realiza desde un abordaje cognitivo (pensamientos, ideas), conductual (tareas a realizar entre sesiones, cambios en nuestros hábitos y rutinas) y emocional (sentimientos, experiencias personales, autoestima, miedos).

Todas las sesiones se planifican según las necesidades y capacidades de cada caso, y son llevadas a cabo por profesionales (psicólogo y psiquiatra).